Aceptar Faircoin para construir redes

En Faircoop entendemos que es fundamental potenciar la economía circular local, crear redes de intercambio sólidas y promover el uso de medios de relación económica con todas las posibilidades alternativas a los medios capitalistas: crédito mútuo, trueque, monedas sociales y/o Faircoin.

Faircoop Global continúa ofreciendo cambio a Euros a comerciantes y productoras que lo soliciten. Dada la situación alternante de liquidez de los fondos globales y locales, desde FairCoop Galiza recomendamos que esta no sea una prioridad. Si se necesita cambiar a Euros puede solicitarse al Punto de Cambio más próximo (Vigo, A Coruña o Betanzos). Debe tenerse en cuenta que el cambio puede demorarse algún tiempo hasta ser efectivo por lo que es prudente contar con, por lo menos, un mes. Existe la voluntad de que sea lo más rápido posible, como se ha venido realizando en los últimos años, aunque es mejor tener presente esta posible demora.

FairCoop Galiza es un nodo autónomo de la red mundial de FairCoop Global. En general estamos de acuerdo en que debemos centrarnos en crear redes activas y evitar el cambio a Euros. Por lo tanto, cada productora, comerciante o persona que acepta Faircoin debería asumir una parte activa decidiendo cuántos Faircooin puede aceptar para utilizar en otros intercambios o guardarlos como una forma de ahorro. Los nodos locales de FairCoop Galiza potenciarán su papel en el fortalecimiento de esta red y el intercambio con otras redes próximas. Esto, entre otras cosas, supondrá que trabajaremos en Rutas de Intercambio, financiaremos producción de bienes necesarios, crearemos despensas o puntos de distribución de productos, estudiaremos necesidades y promoveremos el uso de Faircoin o de otras herramientas económicas para cubrir dichas necesidades. El area de acción natural del Nodo Galiza es, principalmente, una biorregión que comprende, por lo menos, el norte de Portugal, Galiza y algunas areas adyacentes como el Bierzo, por ejemplo. Así mismo, entendemos que podemos establecer relaciones con otras areas y nodos locales que desarrollan acciones coherentes en la linea de la autogestión y promoción de redes autónomas decididamente fuera de la órbita capitalista como, por ejemplo: Asturias, Tarragona, Albacete, Valencia o Sevilla, entre otras. Con algunas de estas biorregiones ya realizamos intercambios provechoso para todas.

Productoras, comercios y persoas que aceptan Faircoin

Deberán fijarse un máximo razonable de Faircoin que pueden admitir en cada momento. Este límite podrá aumentar según las posibilidades de intercambio. Por ejemplo, a medida que hagamos rutas que transporten desde y hacia la comunidad diversos productos, dado que podrán usar Faircoin para adquirir esos bienes necesarios. Cada consumidora (mejor prosumidora) participando en esta red tendrá como hábito natural preguntar en los sitios que aceptan Faircoin se puede pagar con esta moneda. En cada sitio, según la situación del momento, también será natural que le informen si pueden aceptar la totalidad, una parte o, en determinados momentos, no aceptar más Faircoin.

No hay ni debe haber ningún problema en autorregularse de esta manera. No es lo prioritario aceptar 100% Faircoin mientras no hayan suficientes posibilidades para usarlos. Si actualmente no es posible vivir al 100% con Faircoin es, de todas formas, un paso muy importante poder incorporarlo en cualquier porcentaje, por pequeño que sea.

Faircoin no es un medio de pago pasivo creado por un banco o una multinacional. Somos activistas creando una red social de relaciones económicas con herramientas fuera de la órbita del sistema capitalista imperante. Cada productora, comercio o persona que acepta Faircoin es una activista contribuyendo a crear un sólido sistema económico de igual a igual y, por eso, su participación activa es muy importante.

Faircoin non é un medio de pago pasivo creado por un banco ou unha multinacional. Somos activistas creando unha rede social de relacións económicas con ferramentas fóra da órbita do sistema capitalista imperante. Cada produtora, comercio ou persoa que acepta Faircoin é unha activista contribuíndo a crear un sólido sistema económico de igual a igual e, por iso, a súa participación activa é moi importante.

Otras formas de autorregulación

Además de fijarse un límite mensual de Faircoin que pueden ser aceptados, pueden seguirse muchas otras estrategias.

  • Aceptar 100% de Faircoin a aquellos colectivos o personas con los que pueden realizarse intercambios o sean pares de total confianza. Si ofreces productos o servicios en Faircoin tu contribución es muy valiosa y, por tanto, otros comercios o personas pueden decidir aceptarte el 100% del pago en Faircoin. Pero, posiblemente, esto no será así con todo el mundo o en todo momento, lo cual debe ser sencillo de entender.
  • Ofrecer en Faircoin solo determinados productos.
  • Aceptar un determinado porcentaje del pago en Faircoin y el resto en Euros o otra moneda. Por ejemplo, aceptar el 25% en Faircoin. Esto también puede depender de la cuantía de la transacción.
  • Cada comercio o persona puede contribuir a dar a conocer Faircoop y Faircoin a las personas con las que se relaciona y, por tanto, ofrecerles Faircoin al precio oficial.

Estamos trabajando en la construcción de herramientas para ofrecer excedentes o determinados productos en una plataforma en línea. Cada productora o comerciante podrá establecer el radio geográfico hasta donde quiera enviar esos productos o también ofrecer la recogida en el propio comercio o lugar de producción. También comenzamos a establecer rutas de intercambio en Galiza y norte de Portugal que, en un momento dado, podremos enlazar con rutas más amplias como la que realizamos cruzando la Península Ibérica.

Con este enfoque seguiremos construyendo una red económica alternativa potente basada en intercambios e interacciones reales en las que Faircoin y otras alternativas sean una herramienta clave para crear una economía más justa y solidaria.

Para cualquier duda, como siempre, se puede consultar con el nodo local más próximo. Al mismo tiempo, os animamos a participar en las asambleas y formar parte activa de este proyecto en marcha. Esto lo hacemos entre todas. En cada nodo local se discuten y se llevarán a efecto numerosas otras ideas que podrán ampliar estas sugerencias. Lo importante es que construyamos estas redes locales de confianza, conectadas entre sí, desde la más rigurosa horizontalidad, inclusividad y la mayor transparencia porque el mundo necesita una economía real de la gente y para la gente. Hagámoslo cada vez una realidad más sólida.