II Mostra do Posible - Cangas 2018

La segunda edición de la Mostra do Posible (Cangas, Galiza, 6 a 7 de octubre de 2018) la ha consolidado como una de los mayores y más potentes encuentros de entidades de economía solidaria y movimientos sociales de la Península Ibérica. Este año participaron 50 colectivos y se realizaron 18 actividades. La moneda oficial ha sido Faircoin, la única moneda admitida en los puestos de comidas de la Mostra y alternativa para varios puestos y colectivos. La Mostra do Posible es un formato de código abierto que puede ser replicado libremente. De hecho, hay ideas para realizarlo en otras localidades y fechas. Lo que está claro es que es una muestra de futuro con una gran capacidad para dinamizar alternativas cooperativas y promover sinergias entre movimientos sociales.

¿Cómo conseguir que todo un pueblo se familiarice con monedas alternativas?

El uso de monedas sociales, locales, de crédito mutuo o, también, monedas electrónicas descentralizadas como Faircoin empodera a la gente frente a economías basadas en moneda centralizada. Conocer y usar monedas alternativas es un paso muy importante hacia la libertad económica y financiera. Durante un fin de semana todo un pueblo y los numerosos visitantes así como los colectivos participantes tuvieron la oportunidad de usar Faircoin de forma directa e indirecta. Lo asombroso ha sido comprobar como Faircoin se integró con total naturalidad ya que era imprescindible para pagar la comida y la bebida en la Mostra. La gente acudía al Punto de Cambio pidiendo Faircoin y asumiendo perfectamente que 1 Fair es igual a 1,2 Euros.

Punto de Cambio - Mostra do Posible

Para poder manejar el trasiego de gente que precisaba cambio se utilizaron tickets por valor de 0,5, 1 y 10 Faircoin. Estos tickets solo eran válidos durante la Mostra y no se volvían a cambiar a Euros. Las personas que adquirían tickets podían, eso sí, cambiarlos por Faircoin «de verdad» instalándose un monedero electrónico.

Tickets de Faircoin en papel

A los colectivos participantes se les entregó cierta cantidad de Faircoin en sus monederos, como agradecimiento y cortesía por participar. Podían utilizarlos durante el fin de semana para obtener comida y bebida, comprar productos en puestos que aceptaban Fair y también guardar los sobrantes para usarlos más tarde en cualquiera de las productoras y comercios que aceptan Faircoin o como una forma de ahorro.

Los precios en los puestos que solo aceptaban Faircoin estaban claramente indicados y, en algunos casos, con su equivalencia en Euros para facilitar la inmersión en el uso de esta moneda alternativa.

Otros puestos de diversos productos aceptaron también Faircoin además de otras monedas.

Los puestos de comida y bebida precisaron cambiar los Faircoin a Euros para hacer frente a sus gastos pero también aceptaron quedarse un 10% de la cantidad recaudada en Faircoin en solidaridad con el proyecto y para utilizarlos en la cada vez más extensa red de productoras y comercios que los aceptan en Galiza y fuera de ella siguiendo las recomendaciones para la construcción de una red económica potente e inteligente donde, de forma progresiva, podamos vernos fuera de la opresión que supone el uso de monedas centralizadas. Véase: aceptar Faircoin para construir redes.

En la Mostra do Posible también hubo actuaciones artísticas algunas de las cuales aceptaron cobrar en Faircoin, como Sofía Espiñeira que aportó la magia de su voz y sus letras.

Los cambios necesarios de Faircoin a Euros fueron garantizados por Faircoop global, que aportó 1000 Euros, por la recaudación de la venta de Faircoin y también por el Nodo Vigo así como contribuciones de otros colectivos y particulares. En total se movieron más de 3000 Faircoin y una gran cantidad de calor humano. Miles de personas se familiarizaron con la idea de Faircoin y recibieron información sobre Faircoop y las posibilidades de participar en una economía alternativa solidaria utilizando otras herramientas financieras autogestionadas que proporcionan libertad y autonomía. Desligarnos de la economía al servicio de las élites es Posible.

Agradecimientos:

Material gráfico utilizado